Nuestro mundo está lleno de ruido. Con calles concurridas, televisores y lavadoras a todo volumen con la salida de decibelios de un motor a reacción, el sonido es una fuerza omnipresente en nuestra vida cotidiana.

La forma en que escapamos del ruido, literal o figurativamente, varía de persona a persona. A algunos les gusta un buen libro, a otros les gusta caminar tranquilamente, y a muchos más les gusta sumergirse en algunos de sus favoritos. Auriculares, sostenga algunas mermeladas y deje pasar las horas.



Source link