Para los fotógrafos profesionales, solo será suficiente el mejor monitor de edición de fotos. Pero incluso para un aficionado ávido, un gran monitor de fotos es una bendición. Las pantallas de fotos son monitores calibrados profesionalmente, especialmente para trabajos de fotografía, video y gráficos, y están diseñados para garantizar que los colores sean lo más precisos posible cuando se trabaja en su PC.

Si bien muchos monitores modernos hacen un buen trabajo al mostrar imágenes y reproducir colores, simplemente no pueden competir con el mejor monitor de edición de fotos. Además de ofrecer una gama de colores más amplia, este monitor ofrece una excelente reproducción del color, pantallas brillantes y vibrantes, y suficiente espacio para la multitarea. Los paneles LCD ‘IPS’ más nuevos suelen tener una mejor reproducción del color que sus homólogos ‘TN’ más antiguos, sin mencionar los mejores ángulos de visión.



Source link